Etiquetas

,

Guárdate de los idus fue la advertencia que un augur le hizo a Julio César días antes de su asesinato.
En Roma se prepara una conjura para atentar contra la vida de César, los allegados a este, procuraran encontrar pruebas de ella y de las personas implicadas como sea para evitar un desenlace fatal, desde Roma un médico y un centurión de confianza de César tratarán de salvarle la vida mientras cuatro mensajeros buscarán lo mismo realizando una carrera contra el tiempo para poner a César y sus partidarios sobre aviso.

EL AUTOR: VALERIO MASSIMO MANFREDI

Es profesor de arqueología en la universidad de Milán.
Ha realizado numerosas expediciones y excavaciones y ha impartido clases en diversas universidades de Italia y de otros países.
Ha publicado numerosos artículos y ensayos académicos, además de colaborar en periódicos y revistas, ha escrito y dirigido diversos documentales para la televisión, así como obras de ficción para cine y televisión
En su vertiente literaria es autor del libro de no ficción La tumba de Alejandro, y de varias novelas entre las que se encuentran:
• La trilogía Alexandros
• La última legión
• El ejercito perdido
• El imperio de los dragones
• Talos de Esparta

EL CALENDARIO ROMANO
Bueno vamos a dividir esto en cuatro subapartados: cronología, calendario primitivo, calendario republicano y calendario juliano, ya que digamos que me facilita a mí el trabajo y a vosotros leerlo

Cronología
Para fijar el año de los acontecimientos los romanos empleaban tres sistemas diferentes
• Fijar el año a partir del comienzo de la era romana y tomando como año 1 el año de la fundación de la ciudad
• A partir de la época republicana indicando los nombres de los cónsules de ese año
• Durante la república también podía tomarse como año 1 el de la expulsión de los reyes
Calendario primitivo
Se caracterizaba principalmente por dos cosas:
• Tenía una base lunar con meses de 28-29 días
• Tenía 10 meses que se correspondían con los actuales meses comprendidos entre Marzo y Diciembre
Calendario Republicano
EL AÑO
En la república se sustituyó el calendario lunar por el calendario solar, se añadieron meses y se instauró el final de año en el solsticio de invierno
LOS MESES
A los nuevos meses se les denominó según el dios al que estuvieran consagrados (Januarius [enero] por el dios Jano, guardian de las puertas, Martius [marzo] por Marte, dios de la guerra o Maius [mayo] por la diosa Maya, madre del dios Mercurio) mientras que el resto se denominaban por el ordinal correspondiente.
LOS DÍAS
Digamos que los días romanos se dividían en dos tipos: los días fasti, (que eran aquellos que hoy denominaríamos hábiles, es decir aquellos en los que se podían celebrar actos públicos) y los días nefasti (que eran lo contrario, aquellos en los que por razones de algún tipo no se podían llevar a cabo actos públicos)

La fecha
Para fechar los días del mes los romanos tenían un sistema un poco complicado heredado del calendario primitivo, además no numeraban del 1 al 31 (como se hace ahora)
Cada mes tenía 3 fechas clave a partir de las que se articulaban el resto de días
• KALENDAE: era el día de comienzo del mes y en tiempos debió coincidir con la luna nueva
• IDUS: se celebraba en torno al 15 del mes y debía coincidir con la luna llena
• NONAE: era una fecha intermedia que caía unos 8 días antes de los idus
Calendario juliano
Fue adoptado en el año 46 antes de Cristo cuando Cesar, cambio el calendario asesorado por astrólogos egipcios y estableció lo siguiente:
1. el año duraría 365 días y 6 horas
2. abril, junio, septiembre y noviembre durarían 30 días, febrero duraría 28 y el resto de meses duraría 31 días
3. cada cuatro años se añadiría un día al mes de febrero
4. el primer día del año sería el de las calendas de enero

MI VALORACIÓN PERSONAL
Bueno mis niños, mis fans y demás gente que pulula por la red de redes, después de escribir un nuevo testamento (y de haber reducido bastante) solo me queda una última cosa: decir qué pienso del libro…
Debo empezar diciendo que cuando un tema me gusta soy una persona a la que le cuesta ser objetiva, pero Valerio Massimo Manfredi es un autor que consigue aunar perfectamente la Historia real con la ficción, acercando al común de los mortales los últimos estertores de la época de la república romana previos al imperio inaugurado por Augusto.

Anuncios