Etiquetas

, , , , , ,

Cuenta la leyenda que la guerra de Troya comenzó a gestarse muchos años antes de que esta se llevase a cabo y que toda la culpa recaería en un hombre que pondría su mirada y algo más en la mujer de otro hombre.

Cuenta la leyenda que la guerra de Troya comenzó a orquestarse en la boda de Peleo y Tetis (padres del héroe Aquiles) cuando la diosa Eris lanzó una manzana dorada al grito de PARA LA MÁS BELLA, título que enseguida comenzaron a disputarse tres diosas totalmente diferentes: Atenea, Afrodita y Hera. Como no parecían ponerse de acuerdo se decidió que Paris hijo del rey Príamo de Troya decidiera cual de ellas era la más bella, siendo la elegida la diosa Afrodita que a cambio de esa elección le dio en matrimonio a Helena, la mujer más bella del momento, teniendo otra consecuencia harto desagradable para Troya, que Atenea y Hera juraron odio eterno a la ciudad (si, fue ese momento de “malditos sean los troyanos y toda su descendencia”)
Bueno sea como fuere Menelao (que era el marido de Helena) solicitó ayuda a su hermano Agamenón, que a su vez convocó a los principales caudillos de Grecia para ir a atacar Troya en una guerra que duraría 10 largos años y que se cobraría un alto precio en vidas de los principales héroes tanto de Grecia domo de Troya: Aquiles murió con una flecha atravesándole un talón (su único punto débil), Héctor (hijo de Príamo y hermano de Paris) moría enfrentándose al pasional Aquiles para luego ser arrastrado frente a las murallas de su ciudad, Memnon murió también por la mano de Aquiles y quizá la muerte más tonta de toda la guerra le corresponde a Ajax que en un ataque de locura mató los rebaños que debían alimentar al ejercito griego y luego se suicidó.
Tras estos diez años de guerra interrumpida, Ulises diseñó el famoso caballo de madera con el que consiguieron entrar en la ciudad y arrasarla, llevándose por delante muchas otras vidas y dejando escapar a otros entre los que se encontraba Eneas, que el poeta latino Virgilio emparentó con Rómulo y Remo, los fundadores míticos de Roma y que posteriormente darían lugar a la familia del emperador Augusto.

Henric Schielemann imagen de http://enciclopedia.us.es/

Esto es a grandes rasgos lo que se puede leer en los poemas y en los mitos griegos, que harían creer durante generaciones que Troya era un lugar mítico que no existía, pero todo eso cambiaría cuando un señor llamado: Heinrich Schliemann realizase excavaciones en la actual Turquía y encontró (oh sorpresa) que lo que todos creían una leyenda era realidad; incluyo dos fotos: la primera del señor Schliemann y la segunda de su esposa Sofía con lo que se conoce como tesoro de Príamo:

Bueno esto es todo por hoy, repito lo que ya he dicho alguna vez si no os gusta que mis “testamentos” no sean tan largos, la expresión ajo y agua, soluciona mucho…

Anuncios