Etiquetas

,

Dos niños se pelean en un parque y sus padres se reúnen para hablar y buscar una solución al conflicto, pero durante el transcurso de la reunión comenzarán a salir las miserias de todos.
EL DIRECTOR: ROMAN POLANSKI (1933- )
Actor y director de cine polaco. Nació en París y se crió en Cracovia. Sus padres, judíos, fueron enviados en 1941 a un campo de concentración, pero su padre logró sobrevivir y se reunió con él al finalizar la II Guerra Mundial. A los catorce años comenzó su carrera como actor teatral, para estudiar después en la Escuela de Cine de Łódź.
Su primer largometraje como director, El cuchillo en el agua (1962), atrajo la atención internacional de la crítica, lo que le permitió trasladarse al Reino Unido donde rodó dos películas muy personales, Repulsión (1965) y Callejón sin salida (1966); también hizo una apuesta valiente con Macbeth (1972). Su carrera en Hollywood comenzó con el ya clásico título La semilla del diablo (1968), a la que seguiría el filme policiaco Chinatown (1974), en el que también actúa.
A sus indudables cualidades como polémico director de cine se ha sumado una vida personal proclive a los escándalos. En 1969 su mujer, Sharon Tate, fue una de las víctimas del múltiple y cruel asesinato de la banda de Charles Manson en Los Ángeles; y en 1977 acaparó los titulares de los periódicos al declararse culpable de perversión de menores por haber mantenido relaciones sexuales con una menor. Huyó, estando en libertad bajo fianza, para evitar una condena mayor. Desde entonces, ha realizado la mayor parte de sus películas en el Reino Unido y, sobre todo, en Francia; entre los títulos de esta época destacan Tess (1979), a partir de la novela de Thomas Hardy. En 1988 volvió a Estados Unidos para rodar Frenético. Otras películas suyas son: El baile de los vampiros (1967), Lunas de hiel (1992), La muerte y la doncella (1994), La novena puerta (1999) y El pianista (2002), con la que ganó la Palma de Oro del Festival de Cannes.
Microsoft ® Encarta ® 2007. © 1993-2006 Microsoft Corporation. Reservados todos los derechos.

Lo que se plantea en la película es como un conflicto entre dos niños, reúne a los padres de ambos para solucionarlo, el problema es que todos los padres tienen sus propios conflictos sin solucionar y estos irán saliendo a lo largo de la reunión.
Yo recomendaría que si estáis a tiempo vayáis a verla ¿por qué? Porque su argumento como ya veis es simple, el reparto es genial y por su puesto es Polanski, que habrá tenido sus historias es uno de los grandes directores de esta época así como sinónimo de calidad y buen cine.
Sed felices

Anuncios