Etiquetas

,

Un niño tras la muerte de su padre malvive en una estación de tren en la que conocerá a diferentes personas que cambiarán su vida.

Seamos sinceros, técnicamente la película es muy buena, resulta incluso interesante como han incluido escenas de las primeras películas rodadas (viaje a la luna de George Melies, o la salida de los obreros de los hermanos Lumier), pero por otro lado debo decir que la historia es demasiado lacrimógena y deprimente, por lo que no es de extrañar que este año le hayan dado solo los Oscars técnicos; es necesario remarcar que la película  es demasiado larga (con 90 minutos o menos hubiera sido suficiente en vez de los 128 minutos que dura)

Anuncios