Etiquetas

, , ,

Un jueves a la hora de comer la Tierra es demolida para poder construir una nueva autopista hiperespacial. Arthur Dent, un tipo que ese mismo día ha visto como echaban abajo su casa, supera todo lo que un tipo puede superar. Arthur huirá de la tierra junto a un amigo suyo, Ford Perfect, que resultará ser un extraterrestre emparentado con Zaphord Beeblebrox, un pirata esquizoide de dos cabezas, en cuya nave conocerá al resto de personajes que lo acompañarán: un androide paranoide y una terrícola que, como él, ha conseguido escapar

Bueno, tras un año un poco raro en cuanto a lecturas, y parece que especialmente dedicado a la ciencia ficción y al género fantástico en general; hoy voy a hablaros de la guía para el autoestopista galáctico de Douglas Adams.

Lo cierto es que el libro me ha sorprendido mucho (más teniendo en cuenta que ha estado cerca de cuatro meses en la pila de libros pendientes), pese a lo delirante de las situaciones que se plantean en él, el argumento sigue un ritmo que no decae en ningún momento, lo que hace que resulte divertido y fácil de leer, más aún si al potencial lector le gusta el género, vale, ya sé que he dicho muchas veces esto de que tiene que gustar el género, pero es lo que hay, de todos modos, cada uno que haga lo que quiera…

La verdad es que el libro es fantástico, ya desde la primera página, el robot ese que llevan en la nave es de lo mejor que me he encontrado en mucho tiempo. Por otro lado la mezcla de los acontecimientos con los comentarios de la guía, no hace que la acción se ralentice, resultando ameno, y muy divertido, especialmente los comentarios que se llevan a cabo sobre los planetas y especies que pueblan el universo, sí como sobre su historia y las actividades que se pueden llevar a cabo en ellos.

Anuncios