Etiquetas

¡Cuántas veces se había parado Carlos frente al escaparate de la tienda! Y hora llegaban las fiestas de Navidad: aquel atrayente local era todavía más extraordinario. Sobre la enorme mesa de nogal, ¡qué de cosas deliciosas! Un enorme pavo estaba en el centro; lo rodeaban pocas, lechones, ristras de salchichas. Y también fruteros de todos los colores con mazapán, grandes bombones, manzanas lozanas y olorosas peras. Por el aire se extendió suave aroma de vino dulce que llegaba hasta corazón.

Anuncios