Etiquetas

, ,

coverLas experiencias de una cocinera que trabajó en casas de ricos a lo largo de los años 20 y 30. Estas experiencias, no solo se circunscriben al ámbito de la cocina, sino también a las relaciones con otros criados y los diferentes señores para los que trabajó.

Bueno, la verdad es que el libro, como puede deducirse de lo expuesto en el párrafo anterior, es un libro que, según los parámetros generales de clasificación, se podría encuadrar dentro de la autobiografía.

Es un libro corto, que se lee rápido (especialmente si a quien lo lee le gusta la lectura), resulta interesante leerlo, porque enseña lo que era la vida a principios del siglo XX, con sus contradicciones sociales en las que trabajar en una casa de ricos por comida, alojamiento y un sueldo mísero, se podía considerar un privilegio, aun así, muchas de las cosas relatadas en el libro, y que en esa época eran normales (darle a los señores las cosas en una bandeja) ahora resultan ridícula, e incluso otras que eran un escándalo ahora se ve de manera más normal, incluso como se echa en cara querer abandonar la casa en la que sirven para irse a trabajar a otra casa o incluso cambiar de trabajo (por ejemplo pasar a trabajar de secretaria) en cuyo caso se les llegaba a decir que no van a encontrar un sitio mejor donde trabajar que aquel en que están, e incluso, la estricta moral exigida a las criadas, por ejemplo, las trabas que les ponen para tener novio, o incluso el ponerlas en la calle por quedarse embarazadas del señor o de algún familiar de los señores de la casa. En algunos aspectos, recuerda a la serie Downton Abbey, en la que puede verse todo esto.

Creo que resulta interesante de leer, ya que muestra cómo era la vida en las primeras décadas del siglo XX, las clases sociales existentes y como éstas, nunca debían mezclarse entre ellas, la mísera vida que llevaban los pobres, en las que en muchos casos se pasaba hambre, mientras en las casas de los ricos, no solo, no había estrecheces, si no que en muchos casos la comida  sobrante se tiraba a la basura.

También creo que resulta conveniente de leer, en estos tiempos de crisis, principalmente, porque parece que es a lo que se está volviendo, trabajos de muchas horas, por los que se reciben pagas míseras, ya que en muchos casos se incluyen la comida y el alojamiento, así como el uniforme exigido en el puesto de trabajo y ciertos regalos, consistentes en telas y medias de lana, que resultan prácticos, pero que no ayudan a salvar las distancias sociales creadas y que en muchos casos provocan desesperación, que ayuda a aumentar esas diferencias sociales.

Anuncios