Etiquetas

,

Tras el trágico final de la temporada anterior, la vida en Downton Abbey sigue su curso; esta vida, sufrirá diversos cambios que transformarán a los habitantes de la casa.

Bueno, debo decir que la temporada está bien, que la serie sigue siendo un elegantísimo culebrón inglés, que a pesar de las noticias diciendo que la cuarta temporada cerró con pocos sobresaltos, si los tiene: desde la famosa violación por la que hubo polémica, tratada con mucho respeto dentro de lo que es una violación, a ver, no quiero que se malinterprete el tema de la violación, ninguna mujer merece que le pase eso, pero, está tratado con el respeto necesario; que sinceramente deja muy mal cuerpo por la impotencia que supone verla, hasta el nuevo pretendiente de Lady Mary.

Sinceramente, creo que la serie sigue tan fresca y elegante como las anteriores temporadas, aunque lógicamente, después de la Primera Guerra Mundial (el centenario de su inicio se celebra en el presente año 2014) y del más o menos inesperado final de la temporada anterior la actual temporada parece más carente de hechos que las anteriores, pese a que como he dicho si ocurren.

Decir, en su favor que el rigor histórico sigue siendo impecable, a diferencia de la reciente reign (de la que parece ser que la gente se ha quejado por falta de rigor, y la cadena encargada de su emisión ha salido defendiéndola diciendo que no somos el canal historia); en Downton Abbey, se sigue cuidando hasta el más mínimo detalle, desde el mobiliario de la casa, hasta el vestuario de los protagonistas, que no parece sacado de una tienda de ropa moderna.

En fin, en pocas palabras, recomiendo que la veías, como podáis, si sois españoles, no os engañéis, la conocida cadena que tiene los derechos en abierto NO la va a emitir, así que si podéis tirad de youtube…

Anuncios