Etiquetas

, ,

Tras un ataque al helicóptero en el que viajaba en Irak, Jack Ryan volverá a casa y entrará a trabajar como espía, este trabajo lo llevará a desentrañar una conspiración para provocar un segundo crack del mercado de valores.

La película resulta entretenida desde el primer momento, aunque haya algunas cosas, en las que como en muchas ocasiones, se han excedido (ejemplo: dudo que una persona que tiene la espalda como se supone que la tiene el protagonista, sea capaz de hacer las virguerías que hace él). Por otra parte, no se hace pesada y resulta bastante ágil; el reparto es fantástico, desde Chris Pine (os sonará su cara si habéis visto las nuevas películas de star trek) hasta Kevin Cosner y Kenneth Branagh.

Por mi parte, quizá una pega, podían haber enseñado un poco más de Moscú y del resto de ciudades en las que se mueven los personajes, pero esto ya es una pega personal, que no tiene nada que ver con que la película no me haya defraudado debido a que esperaba acción y espionaje por un lado y entretenimiento fácil por otro.

En resumen: si queréis llenar un par de horas, sin más complicaciones, es la película perfecta.

Anuncios