Etiquetas

, ,

Una vez más Juan Eslava Galán (Arjona, Jaen, 1948) desgrana la historia con su habitual ironía. En esta ocasión, el autor jienense nos propone un pequeño recorrido por la historia de España a través de cincuenta de los hechos más importantes acontecidos en ella, desde el mítico rey Gargoris, hasta la famosa entrevista de Franco y Hitler en Hendaya.

Publicado en exclusiva por el círculo de lectores, su estilo sigue siendo ameno, irónico  y fácil de leer, que permite leer las aproximadamente cuatrocientas páginas con rapidez y una continúa sonrisa en la cara; en el libro además de contar la historia, se hace un repaso de sus principales protagonistas (Carlos V, los reyes católicos etc) a los que en alguna ocasión pone de vuelta y media dejándolos un poco desvirtuados, así como un pequeño repaso a objetos tan archiconocidos, y en muchos casos controvertidos, como las dama de Elche (sobre la que aun se debate si es realmente de la época o es una burda falsificación de principios del siglo XX) y la  de Baza.

Y me diréis: bien, a mi no me gusta la historia ¿por qué debería leerlo?…

Pues fácil: como ya he dicho, es un libro ameno (como todos los de Juan Eslava Galán), y que puede que, sin que te des cuenta lector al que por la razón X que sea no te gusta la historia, consiga que te termine gustando, precisamente al enfoque que el autor da a sus libros de ensayo (algún día hablaré de ello) facilita mucho el que se pueda dar esa posibilidad. En mi caso, no voy a quitarle mérito ni a los profesores que he tenido a lo largo de los años, y los he tenido realmente buenos, ni a la educación que me han dado en casa, pero también quiero decir que también han ayudado a que me apasione la historia muchas de las lecturas que he ido realizando a lo largo de los años. Tampoco voy a insinuar que por el hecho de que a mí me guste, a la gente que lea esto tenga que gustarle lo mismo (algún día puede que haga un post con los argumentos más extraños que me han dado para recomendar algo), pero si digo que amistades que debido a una campaña que he montado en torno al autor que nos ocupa han leído libros suyos y por lo que he hablado con esas personas, parece que ha gustado.

Volviendo al tema que nos ocupa, el estilo, al igual que en otras ocasiones, alterna los datos simplemente descritos con algunos capítulos en los que se relata en primera persona los acontecimientos descritos en el capítulo (véase el capítulo dedicado a Juana la loca), lo que consigue en cierta manera hacer que el lector se acerque aún más al personaje histórico en cuestión.

Hasta aquí todo por ahora…

Anuncios