Etiquetas

,

imagen de fnac.es

Tras los desagradables sucesos ocurridos en su última restauración, Amelia Gray vuelve a Charleston, allí el fantasma de un policía le pedirá que resuelva su asesinato para poder descansar en paz, a la vez que deberá mantenerse con vida y ayudar al inspector Devlin a pasar página y superar su traumático pasado y retomar su vida normal como restauradora de cementerios

Antes de entrar a hablar en profundidad del libro y a hacer una valoración, si alguien quiere saber más sobre la autora que consulte la entrada que hice hace unas semanas sobre el primer libro de la saga, en la que hablé sobre ella y en la que dejé enlazada la web de la autora.

Hoy, os vuelvo a traer la saga de la reina del cementerio, como ya he dicho en los dos libros anteriores, este tercer volumen es fácil de leer y no muy largo (mi edición no llega a  300 páginas) algo que sinceramente es de agradecer en esas épocas por las que muchos hemos pasado en las que las ganas de leer algo más serio son pocas o ninguna, pero en las que no se quiere dejar de leer.

El libro, nos introduce en la cultura gullah de Charleston, la que, por lo que he deducido del libro, hunde sus raíces en creencias africanas en las que, siempre según lo que he deducido, se utilizan ciertas sustancias para alterar la conciencia; la excusa para entrar en ese mundo, es la citada investigación de la protagonista en un intento de resolver un misterio y permitir a varios fantasmas descansar en paz, siempre insisto en lo mismo, a mí, personalmente me el libro me ha gustado y me ha entretenido y recomiendo su lectura, pero claro, que a mí me guste no implica que a ti, persona que lees esto vaya a gustarte, siempre va a depender de tu criterio y de si ese criterio coincide con el mío, de hecho me niego a caer en ciertas afirmaciones que podríamos tildar de cutres cuando no de innecesarias o faltas de razones para vender algo, y que encima no convencen a nadie y que darían para escribir un libro.

En fin, volviendo al lio, en este libro, parece que hay ciertas cosas que se van encaminando hacia una salida bastante prometedora,  como por ejemplo el poder de la protagonista para ver fantasmas, y que si ocurre todo como parece que va a ocurrir, va a ser una especie de Melinda Gordon, ayudando a esos fantasmas encontrar la paz (si, ¿Qué pasa? También en algún momento he visto entre fantasmas), mientras que por otro lado se ve ya que va a tener que enfrentarse con una entidad muy oscura que va a hacer todo lo posible por destruirla debido a ese poder.

Lo único que puedo decir como recapitulación a favor del libro es que es entretenido, fácil de leer y que mezcla perfectamente la novela policiaca con ciertos elementos góticos y paranormales que harán las delicias de los aficionados al género, y que lo único que puedo hacer es recomendar empezar a leer la saga para ver si os gusta o no y que a partir de ahí decidáis vosotros si leerlo o no

Anuncios