Etiquetas

, ,

Repaso a las vidas de las reinas de la rama española de la casa de Austria desde Juana I, la loca, esposa de Felipe I el hermoso hasta Mariana de Neoburgo, segunda esposa de Carlos II el hechizado.

EL AUTOR: CARLOS FISAS

Carlos Fisas (Barcelona 1919-2010). Desde niño se dedicó ávidamente a la lectura hasta convertirla en vicio. Apasionado por la Historia, desarrolló una brillante carrera de conferenciante por universidades y centros culturales de toda Europa, y se especializó en el estudio de las manifestaciones amorosas, religiosas e ideológicas del occidente europeo a lo largo de la Historia. Entró en el mundo de la radio de la mano de Luis del Olmo, con quien trabajó en RNE, entre muchas otras emisoras, siempre bajo la rúbrica de «Historias de la Historia», que dio título a sus libros. Todos ellos han encabezado regularmente listas de bestsellers y se han reeditado en multitud de ocasiones.

Información de: http://www.planetadelibros.com/carlos-fisas-autor-000001186.html

PEQUEÑO COMENTARIO SOBRE LOS AUSTRIAS EN ESPAÑA

imagen de los sepulcros de los reyes católicos y de Juana I y Felipe I de http://www.granadamagazine.es/

Los Austrias llegan a España por el matrimonio de Juana I de Castilla con Felipe I de Austria; Juana no estaba destinada a ser reina de Castilla y Aragón, ya que en la línea sucesoria se encontraban situados  por delante de ella su hermano Juan (casado con Margarita de Austria, hermana de Felipe) su hermana Isabel (por aquel entonces reina consorte de Portugal), el hijo de su hermano Juan  y el infante Miguel, hijo de la infanta Isabel y el rey de Portugal, pero por una de esa carambolas de la vida, todas estas personas fueron muriendo una tras otra y allanaron el camino de Juana y Felipe a los tronos de Castilla y Aragón, lo que propició un cambio en la dinastía reinante en ambos reinos.

Durante el reinado de la casa de Austria las colonias españolas, tanto en América, Asia (Filipinas) y Europa, alcanzaron su máxima extensión, pero a la vez que esto ocurría los metales preciosos y demás cosas de valor acababan en las arcas de banqueros extranjeros debido a las deudas contraídas debido a las continuas guerras mantenidas con distintos países europeos, a esto, hay que sumar, a partir de Felipe III, la costumbre de los reyes de delegar el poder en diferentes validos que en la mayoría de los casos buscaban engradecerse ellos y a sus familias (caso del duque de Lerma, primer valido de Felipe III), en algunos casos la presencia del valido se debía a la desidia del rey de turno para ejercer sus obligaciones, cuando no directamente porque el rey de turno era un ser que debido a unos matrimonios que rozaban el incesto (primos hermanos o tíos con sobrinas) al final todos los genes recesivos cargados de taras terminaban por salir (os aconsejo buscar cualquier imagen en google del emperador Carlos V y otra de Carlos II y que comparéis), que a ver, yo no me dedico ni a la medicina ni a la biología, pero se lo suficiente como para saber que en una familia un matrimonio entre primos no debería suponer un problema, pero que si esto se hace de forma continua pues como que no.

La dinastía de los Austria española se cerraría en 1700 con la muerte del citado Carlos II, sin descendencia, esto acarrearía una guerra civil de casi catorce años entre Felipe de Anjou (posterior Felipe V) y Carlos de Austria.

EL LIBRO

Hoy, para variar un poco la tendencia de esta última temporada os traigo un pequeño (160 páginas) libro de historia.

En el caso del libro que os traigo hoy, creo que puede resultar interesante, como aproximación tanto a la dinastía de los Austria como  una forma fácil, no solo de aprender algo sobre las reinas de esta casa, si no también para conocer los tejemanejes políticos de la época, así como leer algo sobre algunos importantes personajes relacionados con los reyes de la dinastía  como por ejemplo la famosa sor María de Agreda (si, mis niños, es la monja protagonista de la novela de Javier Sierra la dama azul) confidente de Felipe IV.

Quizá alguien me diga que no le gusta leer y que esto no le sirve de nada saberlo, mirad, sinceramente creo, que nunca está de más saber cosas, por muy inútil que parezca ese conocimiento, lo que pasa es que quizá la sociedad actual, y quizá me equivoco, tiene como modelos de comportamiento a gente muy  ignorante que ha llegado a lo más alto y que no se avergüenza de serlo, mientras que gente que a lo mejor tiene dos carreras universitarias está trabajando en puestos para los que está sobrecualificada, y no quiero tampoco decir que esto sea siempre así, ni que a todo el mundo se lo pueda meter en el mismo saco, de hecho, según cuenta Stefan Zweig en su biografía de la reina María Antonieta, uno de los consejos que le daba su madre era que leyera una hora al día, para así ser más sensata las otras veintitrés horas del día.

Bueno, creo que poco más hay que decir, si se me ocurriera algo más que decir lo iría añadiendo

Anuncios