Etiquetas

,

Tras una vida relativamente cómoda, la familia Grey se queda arruinada debido a unos negocios adversos, por ello, y deseando ayudar en casa Agnes entrará a trabajar de institutriz

LA AUTORA: ANNE BRONTE (1820 – 1849)

Era la más joven de las hermanas Bronte (sus hermanas eran Emily y Charlotte Bronte).

Entre 1839 y 1845 fue institutriz en diversas casas y de estas experiencias  en dicho trabajo surgió su primera novela Agnes Grey.

En 1848, el año antes de su muerte, apareció su segunda novela, la inquilina de Wildfell Hall.

Solo añadir dos cosas sobre la obra de Anne Bronte:

Según parece tras su muerte, su hermana Charlotte (la más longeva de las tres hermanas) retocó tanto la obra de Anne, como la de Emily (esta escribió únicamente una novela, de la que hablé hace ya varios años), lo que ya no he podido averiguar es hasta qué punto  Charlotte Bronte retocó las obras de sus hermanas.

Lo segundo que quería comentar, es que según he podido averiguar, es que parece ser que en su momento, Agnes Grey fue mejor acogida entre el público que la inquilina de Wildfell Hall, debido a la temática y a ciertos problemas existentes que, bueno no estaba bien visto que se trataran en una novela, y menos cuando dicha novela podía ser leída por mujeres.

No debemos olvidar que la obra de Anne Bronte (al igual que la de sus hermanas) se encuadra dentro de la época victoriana, y que en esta época toda aquella obra literaria que no se ajustara a unos cánones determinados, ya que si no se ajustaban a ellos, la novela no se publicaba.

LA NOVELA

La novela está relatada como si fuera la autobiografía de la protagonista, en ella, la autora nos relata varias experiencias suyas como institutriz, concretamente habla de dos experiencias, la primera en una familia con varios niños ingobernables, y a los que no podía meter en vereda por la falta de apoyo que le brindaban los padres, mientras que la segunda familia de la que se habla, parece ser que dentro de las limitaciones que tenía, consiguió que inculcar algo a sus discípulas, y que estas le cogieran algo de afecto, no debemos olvidar que en la época victoriana el destino para el que se educaba a las mujeres de cierta posición social era el matrimonio, y que aquellas que debían trabajar para ganarse el sustento debían trabajar como institutrices o en trabajos similares, o en el caso de las clases bajas o bien dedicarse a la prostitución o trabajar de criadas, si vivían en ciudades relativamente grandes o en sectores rurales trabajar en el campo o en las minas.

En cuanto a qué me pareció el libro, puedo decir que me ha gustado mucho,  que personalmente he leído bastante rápido (tampoco es que sea un tochaco en el que haya que invertir meses y meses), y que os recomiendo leer si os gustan las novelas tanto de Charlotte y Emily Bronte, como de Jane Austen.

Ya sé que normalmente suelo comentar si hay adaptaciones para cine o televisión de los libros que comento en el blog, pero en esta ocasión lo único que puedo decir es que he tirado de buscador a ver que encontraba sobre Agnes Grey, y no he sido capaz de encontrar ninguna adaptación cinematográfica de este libro.

Por mi parte creo que no hay más que decir.

Anuncios