Etiquetas

, ,

imagen de tercerafundacion.net

Su acción se desarrolla en la Italia medieval, narra la historia del tirano Manfredo, cuya estirpe se haya maldita desde que su abuelo usurpara el castillo a sus legítimos poseedores. Manfredo trata de perpetuar su herencia casando a su débil hijo Conrado con la princesa Isabella, pero antes de la boda ocurre  un accidente fatal de aparente origen paranormal, que frustrará sus designios, a partir de aquí se desencadenarán una serie de misteriosos  fenómenos paranormales que tendrán como escenario el siniestro castillo de Otranto.

EL AUTOR: HORACE WALPOLE (1717 – 1797)

Cuarto conde de Oxford. Entre 1741 y 1768 formó parte del parlamento inglés, su carrera política se limitó al ejercicio de cargos menores, a los que accedió inicialmente gracias a la influencia de su Padre, el primer ministro sir Robert Walpole.

Horace Walpole

imagen de wikipedia.org

En 1748, compró la villa de Strawberry hill, esta finca se convirtió en un lugar de interés público por sol arquitectura pseudogótica, su espléndida biblioteca y sus colecciones de arte curiosidades. Walpole instaló allí una imprenta en 1757 y editó libros que influyeron en el desarrollo de la impresión y la producción editorial en Inglaterra. Se interesó esporádicamente por todas las artes literarias y realizó una importante aportación a la historia del arte con su estudio en 4 volúmenes anécdotas de los pintores ingleses. Sin embargo, es conocido por la novela que nos ocupa, repleta de elementos sobrenaturales, eso una de las primeras novelas del género conocido como relato gótico.

Su fama literaria reside igualmente en sus cartas, que contienen ingeniosos e incisivos comentarios sobre las costumbres de la época.

LA NOVELA.

Bueno, mis niños, hoy os traigo la novela que se considera inaugura el relato gótico tal y como lo conocemos hoy en día. La verdad es que lo he leído más por curiosidad que por mi (quizá) desmedida afición al género en sí, ya que las  interpretaciones que había leído sobre él más o menos coincidían en considerar esta novela como la obra de un diletante; ya sé que he hablado alguna vez del género y que es bastante probable que haya comentado las características principales del género, pero vamos a recordarlas rápidamente:

  1. Normalmente suelen estar plagadas de elementos sobrenaturales.
  2. Normalmente suelen estar ambientadas en el periodo medieval (como es el caso de esta novelita)
  3. Se le da mucha importancia a las emociones y a la imaginación

Centrándonos ya más en lo que es la novela que nos ocupa, personalmente creo que, dentro de que el género suele recrearse en elementos sobrenaturales y se le da mucha importancia a la imaginación, las situaciones que describe son demasiado increíbles y no consiguen aterrorizar como deberían hacerlo, pensemos por ejemplo en cualquier relato de Edgar Allan Poe, mezcla lo sobrenatural, con casonas viejas y oscuras y momentos en los que la imaginación supera la mente racional de los protagonistas, consiguiendo que cuando menos el lector sienta cierto desasosiego.

Por otro lado, creo que otro fallo es la forma de rematar la acción en la que a grandes rasgos el villano se arrepiente de su proceder y se redime, si, vale el Don Juan Tenorio de Zorrilla al final se arrepiente y se salva, pero creo que hay una pequeña diferencia: el final es relativamente adecuado al desarrollo de la obra y a la evolución de los personajes; personalmente creo (y esto es opinión personal de alguien que no escribe ficción, pero que intenta leer todo lo posible) que a veces aunque un autor quiera un final, muchas veces son los personajes los que deciden como debe terminar una obra.

Por otro lado, tampoco debemos olvidar que cuando se escribió la mentalidad que había no era la que hay ahora, y que en muchos casos si había que mandar un mensaje diciendo que el arrepentimiento era la mejor forma de vida se mandaba sin problemas, tampoco debemos olvidar que durante el siglo posterior a la publicación de esta novela, las editoriales imponían unos estándares muy rígidos en cuanto a temas y desarrollo apropiados y que a todo aquel que se saliera de ellos no le publicaban.

Bueno, volviendo al libro, no puedo decir que me haya defraudado porque no esperaba mucho, pero sí que diera un poco más de miedo,  por ello no puedo recomendar que lo leáis si pretendéis pasar miedo, solo puedo recomendarlo para llenar un par de horas con una lectura sin mayores pretensiones que las de entretenerse.

Resumiendo mucho, el libro es entretenido para pasar un rato pero considero que hay libros mejores.

Creo que por mi parte esto es todo lo que podía decir, lo siento si me he ido un poco por las ramas…

Anuncios