Etiquetas

,

Estamos en 1997, ha llegado el apocalipsis en forma de un mundo sin casi agua potable, repentinamente un adolescente deberá convertirse en un héroe…

Bueno, hoy os traigo la crítica de turbo kid, fui a verla porque la están proyectando con motivo del 25º (vigésimo quinto) festival de cine fantástico y de terror de Málaga (a partir de aquí fancine), y bueno, hace un par de días un conocido de un conocido había ido a verla y me dijo que se había divertido mucho, lo que unido a que críticos la habían puesto bien, pues me decidió a ir a verla.

La película es divertidísima, hacía mucho que no me reía tanto en el cine, es una especie de parodia del cine de catástrofes, el de superhéroes y con un cierto toque gore digno de cualquier película de serie B, todo ello mezclado con algunos personajes entrañables pero absurdos y ciertas situaciones delirantes, consiguen arrancar unas carcajadas (ayer hubo incluso aplausos en algún momento).

Si me gustaría recalcar que ha algunos guiños a escenas de películas clásicas relativamente recientes, por ejemplo hay escenas que recuerdan vagamente a la guerra de las galaxias

Yo personalmente recomiendo ir a verla pese a lo relativamente bestia que llega a ser en ocasiones, ya que la película no busca nada más allá de entretener y divertir un par de horas, si, lo se habrá gente que protestará porque eso no es cine y me dirá que como puedo gastarme el dinero en ir a ver eso, a lo primero respondo con mi argumento habitual, que para ver cine serio ya voy a ver a Clint Eastwood o a Robert Redford y similares y la lo segundo digo, las entradas de las películas emitidas en el fancine valen 2€, y quiero que conste que el cine donde se celebra no es especialmente caro en comparación con las grandes líneas de multicines.

Bueno, creo que es todo lo que tenía que decir de turbo kid,

Anuncios