Etiquetas

,

Tras perder a su hijo en un accidente, un matrimonio se mudará a una casa en un pequeño pueblo de la América profunda, al poco de llegar empezarán los sucesos extraños en la casa…

Bueno mis niños, ayer como sigue el fancine de Málaga, me gusta el cine de terror,  no tenía nada mejor que hacer por la tarde y la entrada solo vale 2€ decidí ir a ver la película que nos ocupa.

La película es la típica de terror de casa encantada situada en mitad de la nada, es decir que no podéis pedirle una gran carga de ideales porque es como todas, promete mucho y luego no solo no cumple sino que además lo resuelven todo deprisa y corriendo, eso sí el final lo dejan cerrado pero con la duda suficiente como para hacer secuela si se presta.

Por otro lado, me gustaría decir a favor de la película que tiene algún susto que otro y cierta atmósfera de aislamiento, pero poco más.

En resumidas cuentas, we are still here está bien para pasar un ratillo entretenido y matar la tarde, pero no como una de esas películas súper buenas y serias…

Anuncios