Etiquetas

,

Un espía soviético será interceptado en Estados Unidos y con el tiempo será moneda de cambio para lograr salvar a un piloto americano  capturado en la URSS

Bueno mis niños, hoy os traigo la última película de Steven Spielberg y Tom Hanks, esta película está inspirada en hechos reales, lo que tampoco debería extrañar mucho ya que no olvidemos que en la época en la que se ambienta la película el espionaje tanto para el lado capitalista como el comunista estaba a la orden del día.

Lo primero comentar que la película, pese a las dos horas y poco que dura, no se hace pesada, de hecho, si, posiblemente se podría haber contado la historia en hora y media, pero hay que tener en cuenta que no solo buscan contar una situación que como ya he dicho, debía ser muy habitual en la época, sino también explicar cómo se llega concretamente a la historia especifica que se cuenta en la película, y más concretamente mostrar las negociaciones para intercambiar a los presos.

La única pega que se le podría poner es que la película es muy del estilo de Steven Spielberg, es decir, quizá es un poco edulcorada con respecto a lo que debió ser la realidad, pero pese a esto, se muestra lo mala que era la vida en la RDA, y lo complicado que era saltar el muro de Berlin a la parte capitalista

Por otro lado tanto la historia como el reparto son magníficos, mención especial merecen tanto la ambientación como el vestuario que trasladan al espectador a la época en la que transcurre la acción lo que ayuda mucho a entrar en la acción.

Por último no os la recomiendo ver si vais pensando que la película va a implicar disparos y acción desatada al más puro estilo de Bruce Willis, porque no la vais a encontrar, ya que como he dicho, la película se centra en las negociaciones entre la URSS y Estados Unidos para el intercambio de unos presos por espionaje.

Anuncios