Etiquetas

, ,

Maggie Browne, vive en una casa en mitad de la nada, con una familia que la infravalora, deberá luchar para alcanzar la felicidad junto a un hombre de una clase social superior a la suya luchando incluso contra los defectos de sus familares.

LA AUTORA: ELIZABETH GASKELL. (CHELSEA (INGLATERRA), 1810 – HOLYBOURNE, HAMPSIRE (INGLATERRA), 1865)

Biógrafa y novelista inglesa conocida por el rigor de su investigación, la observación compasiva de sus personajes y la fluidez de su estilo narrativo.

Nació en el número 93 de Cheyne Walk, Chelsea, en lo que por aquel entonces eran las afueras de Londres. Su madre, Eliza Holland, provenía de una familia prominente de las Midlands que poseía buenas conexiones con otras importantes familias unitarias, como los Wedgood y los Darwin. Falleció en 1812 cuando Elizabeth era una todavía un bebé (la muerte de la madre está representada en Mary Barton). Su padre, William Stevenson, un pastor y escritor unitario, volvió a contraer entonces matrimonio.

La mayor parte de su infancia transcurrió en la comarca de Cheshire, donde vivía con su tía, Hannah Lumb, en Knutsford (este pueblo lo inmortalizaría más tarde enCranford, una de sus novelas más aclamadas). Allí residían en una casa grande de ladrillos rojos, Heathwaite, en Heathside (ahora Gaskell Avenue), frente a una gran zona abierta conocida como Knutsford Heath.

En 1832 Elizabeth se casó con William Gaskell, un pastor unitario proveniente de Manchester, ciudad en la que se establecieron. Las cercanías industriales de este núcleo de población le brindarían inspiración para sus novelas, la primera de las cuales fue Mary Barton: un relato de la vida de Manchester (publicado anónimamente en 1848) en el que narra la explotación de los obreros de las fábricas en la década de 1840, una época de depresión y dureza para la clase trabajadora inglesa en la que surgió el movimiento cartista. Gracias al libro hizo amistad con Charles Dickens, que le solicitó su colaboración en su nueva revista, Household Words. Entre 1851 y 1853, Gaskell colaboró con artículos que más tarde se publicaron con el título de Cranford (1853). Este libro, que trata sobre la refinada elegancia de las mujeres de una población rural, se ha convertido en un clásico de la literatura inglesa. Gaskell escribió también una afamada biografía de su amiga la novelista Charlotte Brontë (1857), y las novelas y relatos La casa de Moorland(1850), Ruth (1853), Norte y Sur (otro compasivo estudio sobre las condiciones de vida en Manchester aparecido en 1855) y Esposas e hijas, publicada póstumamente (1866).

LA NOVELA

Concebida como relato corto (150 páginas en mi edición) la novela es muy facilita de leer y muy entretenida.

A pesar de lo dicho en el párrafo anterior creo que hay cosas que no son muy realistas, por ejemplo, que el hermano, haya cometido un fraude y salga castigado, es cierto que en esa época el canon literario implicaba respetar una serie de normas sociales que no podían romperse ya que si esto pasaba el libro no se publicaba, pero sinceramente, que por sistema la gente que es malvada o que comete un delito sea castigada por la justicia humana o, en caso de que esta falle, por la divina, no termino de verlo claro, y menos viendo muchas cosas que están pasando en la actualidad.

Tampoco debemos olvidar, a la hora de leer el libro, que la época durante la que se escribe el libro es el periodo en el que comienza a desarrollarse la industria, y una época en la que mucha gente malvivía, no solo en las ciudades, sino también en el campo, ni las diferencias en la educación entre hombres y mujeres, ya que a los hombres (especialmente a los ricos) se los educaba para que se dedicaran a actividades públicas (política, leyes o religión) mientras que a la mujer se la educaba para que supiera llevar una casa, y fuera lo que algunos críticos literarios llaman the angel in the house (ángel en el hogar), que es básicamente el perfil de mujer que normalmente se representan en la literatura de esta época.

A pesar de esas pequeñas cosas, yo personalmente recomiendo su lectura, no solo como iniciación a los clásicos, si no como lectura para pasar un buen rato

Anuncios