Etiquetas

, , ,

Tras enterarse de la muerte de su padre, “Gordo” Charlie Nancy vuela a Florida a su entierro. Tras ello, una vieja amiga de la familia le comunica que no sólo su padre era un Dios, Anansi, sino que además tiene un hermano. Y que cuando quiera saber de él, sólo tiene que preguntarle a las arañas. Anansi, el dios araña, es el dueño de los cuentos. Se los robó un día al Tigre, que desde entonces busca venganza por la humillación a que le sometió Anansi.

De vuelta a Inglaterra, la irrupción de su hermano Araña en su vida provoca que el mundo real y el mundo de los dioses se entremezclen. La tranquila y ordenada vida de Charlie se ve trastocada por acusaciones de desfalco, asesinatos, fantasmas, viajes a exóticas islas y la intervención de todo el universo mágico y mitológico de los antiguos dioses animales. Su hermano se instala en su casa, en una magnífica habitación que amplía en ridículo su modesto apartamento.

Hoy vuelvo una vez más sobre la obra de Neil Gaiman, para traer el presente volumen.

Una vez más os traigo una novela de corte fantástico, está vez centrada en las leyendas de Anansi y como este sigue vivo e interactuando con los mortales.

Neil Gaiman es un autor que lo que había leído con anterioridad, me había gustado así que decidí empezar a leer los hijos de Anansi a ver qué tal, y debo decir que me ha gustado mucho, el libro no es muy largo, como casi todo lo que escribe Neil Gaiman, y al igual que otros libros suyos muy ameno y fácil de leer.

Como en otras ocasiones, Neil Gaiman presenta una serie de situaciones totalmente inverosímiles, a partir de las cuales el personaje protagonista Gordo Charlie Nancy irá aprendiendo a conocerse y a madurar, no solo sacando lo mejor de sí mismo, si no también ayudándole a ser lo que realmente quiere, aceptando lo que es y permitiendo que deje de ser una persona gris y llena de complejos para ser una persona segura de sí misma y que brilla con luz propia

En este caso, yo creo que si hubiera que buscar alguna lectura retorcida y sacarle algo al libro, esta podría ser como las palabras de todo tipo, y todas aquellas cosas en las que están presentes (prosa o verso, ficción o ensayo) en cierto modo nos cuentan una historia y reflejan la realidad a la que hacen referencia, y como cuando las palabras se retuercen la realidad se retuerce con ellas y varía, personas incluidas, de todos modos es una posible visión e interpretación del libro que no todo el mundo puede compartir.

En el caso del presente volumen recalco lo que he dicho un par de párrafos más arriba, es muy entretenido y muy fácil de leer a lo que habría que añadir que el libro no es muy largo (mi edición no llega a las 300 páginas), no voy a decir que sea banal, porque como ya digo creo que tiene su cosa, pero si muy recomendable de leer.

Anuncios