Etiquetas

, , ,

imagen de quelibroleo.com

A través de la historia de Margaret Hale, una joven del sur de Inglaterra que por circunstancias familiares se ve obligada a trasladarse al Norte, a la ciudad industrial de Milton —un trasunto apenas disfrazado de Manchester—. Elizabeth Gaskell plasma de forma magistral los conflictos sociales y políticos derivados de la Revolución Industrial en la Inglaterra de mediados del siglo XIX. Para la heroína, el Sur donde ha nacido simboliza el idilio rural, el triunfo de la armonía social y el decoro; frente a él, el Norte es sucio, rudo y violento. Sin embargo, a medida que va penetrando en ese nuevo mundo y sus distintos estratos —desde Bessy, la joven obrera enferma y su padre, líder sindical, hasta John Thornton, dueño de una fábrica textil, por quien siente una creciente atracción—, tendrá que ir corrigiendo sus prejuicios; y del mismo modo, su condición de mujer subordinada evolucionará hacia una madura aceptación de sí misma y de sus sentimientos.

LA AUTORA: ELIZABETH GASKELL

Nació el 29 de septiembre de 1810 en Chelsea, Londres. Se trasladó a Manchester al contraer matrimonio en agosto de 1832, con el clérigo William Gaskell.

Su primera novela se tituló Mary Barton, publicada anónimamente en 1848. Amiga de Charles Dickens, con quien colaboró en su nueva revista, Household Words. De 1851 a 1853, escribió artículos que se publicaron con el título de Cranford (1853). Escribió también una biografía (1857) de su amiga, la novelista Charlotte Brönte, y las novelas y relatos La casa de Moorland (1850); Ruth(1853); Norte y sur (1855) y Esposas e hijas, publicada póstumamente (1866).

Elizabeth Gaskell falleció el 12 noviembre de 1865 en Alton, Hampshire.

Os dejo un vídeo en el que se habla de la vida y la obra de Elizabeth Gaskell, que creo que es muy interesante:

LA NOVELA

Hoy os traigo una novela victoriana de Elizabeth Gaskell, en la que como se ha dicho unos párrafos más arriba se explican los conflictos sociales y laborales durante el siglo XIX, así como las diferencias entre una ciudad industrial (llena de fábricas de paño) del norte de Inglaterra y una ciudad rural del sur inglés, es decir que pertenecería al modelo de novela social.

En mi caso, reconozco que Elisabeth Gaskell denuncia la situación de los trabajadores durante la época, pero creo que el tono que utiliza no es el adecuado, me explico; Dickens habla de las mismas situaciones pero el tono que este utiliza suele ser bastante crudo, mientras que Elizabeth Gaskell, da la impresión de que se limita a contar la situación que existía en esos momentos, lo que por otra parte quizá juegue a favor de que los libros de la señora Gaskell sean más fáciles de leer que los de Dickens

Por otra parte, al leer Norte y Sur, muchas veces he tenido la impresión de que lo que cuenta sigue estando de plena actualidad y que aunque no lo parezca todo sigue igual, por ejemplo, el tema de la seguridad laboral ejemplificado en el caso de la chica que tiene los pulmones destrozados por tragar el polvillo que suelta el algodón al cardarlo, el que las fábricas tengan beneficios y los dueños quieran bajar los salarios de los trabajadores en vez de subirlos con la excusa de que los beneficios van a bajar e incluso deslocalizar la producción (en la medida que eso se podía hacer en el siglo XIX) porque salía más barato, no sé pero a mí esto me suena vagamente de algo o de haber oído cosas similares en algún sitio….

Tambíen me gustaría hacer mención a los personajes del libro, el señor Thorton (el protagonista masculino) tiene un algo indescriptible que me resulta antipático, vale que Darcy (de orgullo y prejuicio) o Rochester (de Jane Eyre) son también muy especialitos de la vida, pero no me resultan tan antipáticos como Thorton (y sí, me consta que hay gente que este hombre le gusta), en el fondo es cierto que los tres tienen la misma mentalidad de próceres, pero donde Darcy y Rochester consiguen, en mi caso al menos, un pensamiento positivo, Thorton lo único que consigue es generar cierto rechazo por la mentalidad más cerril que tiene, y quizá la palabra para describirlo no sea cerril, pero es lo único que me viene a la mente.

Siguiendo con este tema, el contrapunto en cuanto a posición social de Thorton y su familia, serían los obreros, personificados en Nicholas y su familia, cuyas condiciones laborales y sociales son pésimas, ya que deben sobrevivir con un sueldo bajísimo mientras ven como una de las hijas se muere debido a una enfermedad pulmonar provocada por las condiciones de trabajo.

Por otra parte conviene también destacar el ambiente insalubre que se describe en Milton, comparándola en ocasiones con las mil y una noches, en contraposición al pueblo de origen de Margaret, la protagonista del libro; este contraste se puede ver también en que mientras que el primer pueblo está totalmente industralizado y lleno de fábricas así como más conflictivo socialmente, el segundo está más enfocado hacia la agricultura y hay menos conflictos sociales, que en algunas ocasiones consiguen llevar a los trabajadores a tomar decisiones totalmente desesperadas.

A pesar de lo expuesto anteriormente, sobre las denuncias sociales y esas cosas, habría que recordar que generalmente los autores victorianos suelen suavizar la realidad, teniendo una mentalidad más bien conservadora

Por último, me diréis si recomiendo leer el libro a pesar de lo que he dicho hasta ahora, la respuesta es que si, ah no, espera que es que a lo mejor el libro a lo mejor es muy duro o da cosas sobre las que pensar, o a lo mejor no os gusta, no hay problema, no lo leáis y leed cosas más suaves y ligeras que no lleven a ninguna parte, allá cada uno con lo que lee… pero creo que a veces estos libros, al margen de que gusten o no, merece la pena leerlos por lo que pueden aportar al lector.

Y ya para acabar, comentar que hay una miniserie de la BBC basada en esta novela, sobre la que hay poco que decir, quizá solo hablar de las consabidas licencias que por mucho que sea la BBC no termino de ver claras.

Anuncios