Etiquetas

, , ,

Ruth, huérfana y aprendiz de costurera es seducida y cruelmente abandonada por el aristócrata Henry Bellingham. Una vez «deshonrada» pierde su trabajo y es condenada a la exclusión de la llamada «sociedad respetable». Sola en el mundo, llega incluso a pensar en el suicidio aún estando embarazada. En ese momento encuentra refugio en el hogar del vicario Thurstan Benson, que decide esconder a todos el pasado de Ruth haciéndola pasar por viuda.

LA AUTORA: ELIZABETH GASKELL

imagen de wikimedia.org

Nació el 29 de septiembre de 1810 en Chelsea, Londres. Se trasladó a Manchester al contraer matrimonio en agosto de 1832, con el clérigo William Gaskell.

Su primera novela se tituló Mary Barton, publicada anónimamente en 1848. Amiga de Charles Dickens, con quien colaboró en su nueva revista, Household Words. De 1851 a 1853, escribió artículos que se publicaron con el título de Cranford (1853). Escribió también una biografía (1857) de su amiga, la novelista Charlotte Brönte, y las novelas y relatos La casa de Moorland (1850); Ruth(1853); Norte y sur (1855) y Esposas e hijas, publicada póstumamente (1866).

Elizabeth Gaskell falleció el 12 noviembre de 1865 en Alton, Hampshire.

LA NOVELA

Hoy os traigo uno de esos libros clásicos, con cierto punto de crítica social que tanto me gusta leer de vez en cuando, en este caso os traigo la novela Ruth de Elizabeth Gaskell

El libro en sí, tiene cerca de 500 páginas pero es un libro muy ameno y fácil de leer, algo a lo que ayuda la forma de escribir de la autora

Entrando ya un poco más en profundidad en el libro, creo que lo que se está intentando denunciar es la doble moral y a hipocresía de la sociedad de la época, así como la forma de vida del periodo, una forma de vida basada en las apariencias y en parecer respetable de cara a la vida pública aunque se fuese la peor persona del mundo. Todo esto se puede ver en el episodio del baile del comienzo de la obra, en el que la señora Mason, la dueña del taller donde trabaja la protagonista dice que va a llevar a las chicas que mejor trabajen durante la noche anterior, cuando sin embargo la señora era “una mujer noble, pero como tantas otras mujeres nobles, tenía sus pequeñas manías; una de ellas —muy común en su profesión— era la de prestar una extrema atención a las apariencias”  aunque sin embargo  “en su interior ya había seleccionado a las cuatro jovencitas que le darían una mayor distinción a su «empresa»; las muchachas ya habían sido elegidas en secreto, pero era más respetable otorgar la recompensa a las más aplicadas. No advertía la falsedad de su proceder; era una experta en aquella especie de falacia con la que las personas se persuaden a sí mismas de que aquello que quieren hacer es lo justo”, es decir que la señora sabía que no era justo mandar a cuatro chicas solamente por ser guapas, en vez de premiar a las más trabajadoras, y sin embargo, mantiene esta forma de actuar. Por otra parte, la doble moral se ve en cómo tras quedarse embarazada y abandonada por el padre de su hijo, la protagonista se ve despedida de su trabajo y tratada como si fuera una apestada, mientras que al padre del bebé no recibe castigo de ningún tipo

También conviene destacar, al margen ya de la denuncia de la hipocresía y la doble moral, no debemos olvidar la denuncia de las condiciones laborales de la época, en este caso, y siguiendo con el ejemplo del evento anterior, la dueña del taller donde trabaja la protagonista tiene a las empleadas en un régimen de explotación laboral muy grave, en el mismo ejemplo anterior se ve como las tiene en jornadas laborales infinitas con un tiempo de descanso más bien escaso, obviamente aunque no se hable de sueldos en el libro, debemos suponer que lo que ganan las empleadas es más bien poco ya que están de aprendizas, y la jefa hace ya bastante con enseñarles el trabajo y darles comida y cama (ironic mode on), yo no quiero decir nada pero a mí esto me suena de haber oído no hace mucho algo parecido…

Siguiendo un poco con todo esto, me gustaría hablar un poco de los personajes que van apareciendo en la novela:

Me gustaría empezar por la anteriormente mencionada señora Mason, la jefa, es la típica empresaria (actualmente emprendedora) más preocupada por sacar rendimiento de su negocio que del bienestar de sus empleadas, de hecho, en el libro se cuenta que los domingos no se prepara comida ni se enciende el fuego en el taller de costura porque tanto ella como las chicas, salvo la protagonista, suelen salir a pasar el día fuera, a la vez que la señora tampoco se molesta en saber si eso es así realmente.

En segundo lugar me gustaría hablar del señor Henry Bellingham, que es el típico señorito cabrón disfrazado de guapo, que gracias a lo buena persona que es (ironía) ha conseguido hacer bueno al señor Thorton de Norte y sur (señor al que tampoco tengo mucho aprecio) y al que en poco tiempo he cogido la suficiente tirria como para desearle lo peor, es decir que es la típica persona a la que un par de bofetones le irían de lujo, también me gustaría mencionar aquí a la señora Bellingham que es una especie de Scrooge que cree que su hijo es maravilloso y divino y que la culpa de todo lo malo que le pasa al comienzo del libro es culpa de Ruth (la protagonista) que según ella es una golfa y un buscona que estaría mejor en una casa de arrepentimiento para mujeres así (creo que en España es lo que en tiempos se conocía como casas de arrecogidas)

También habría que destacar dentro de los personajes secundarios a Thurstan y Faith Benson y su criada Sally, que deben ser los únicos personajes que demuestran ser buenas personas al ayudar y proteger a Ruth, cuando la buena sociedad de la época le da la espalda, así como a la familia Bradshaw, que son la familia más noble y más rica del pueblo donde viven los Benson, todos ellos gente muy buena y muy recta.

Y ya para acabar hablar un poco de Ruth, creo que simplemente es una buena persona que ha tenido mala suerte a lo largo de su vida.

En general, quizá lo que más me ha enervado al leer el libro, al margen de la situación y la facilidad con la que han tachado a la protagonista de golfa y de perdida, además de la rapidez con la que la ponen en la calle cuando la señora Mason la encuentra paseando con un hombre y posteriormente los Bradshaw al enterarse de que es madre soltera.

Si me gustaría decir que en general los libros de Elizbeth Gaskell, son libros que me suelen dar que pensar, especialmente cuando me paro a reflexionar con calma sobre ellos y veo como muchas de las cosas que cuenta en sus libros, siguen vigentes 200 años más tarde, concretamente en el caso de Ruth, no voy a hablar del escándalo de pasear a solas en pareja, porque parece que eso está superado, pero si voy a mencionar como fácilmente  una mujer se la despide o no se la contrata para un puesto de trabajo por quedarse embarazada o pretender crear una familia, o por ejemplo si una mujer tiene una sexualidad activa y normal, y no busca ocultarla, enseguida se la tacha de p***, sobre todo si es de clase media o baja, con esto a lo que voy es que aunque nos vendan la moto de que hay muchísima igualdad, aun hay mucho camino que recorrer en ese aspecto, y el problema es que esto se ve no solo en chicos jóvenes, sino también entre las propias mujeres.

En otro aspecto, se puede observar cierta crítica a una doble moral a un nivel más social, esto se ve en la familia Bradshaw, siendo el contraste más acusado entre el padre y el hijo de la familia, ya que mientras que el señor Bradshaw es muy rígido en sus juicios, se aplica a sí mismo los mismos baremos con los que juzga la moralidad de los demás, mientras que su hijo, juzga a los demás según esos mismos baremos, pero mientras que, como ya se ha dicho, el padre se aplica a si mismo esos baremos, el hijo critica lo que hace el resto, pero a la vez es igual de “inmoral” que los demás; de hecho creo que los Benson hacen un poco de contrapunto de los personajes anteriormente mencionados, en el sentido de que mientras los otros personajes llegan a ser demasiado hipócritas, los Benson yo los veo como una representación de la piedad, el amor y la caridad cristiana bien entendida, es decir, que son dos personas que ven que la protagonista ha cometido un error (pecado si preferís) y son capaces de apiadarse de ella y ayudarla en un momento de necesidad, frente al señor Bradshaw, que al enterarse del escándalo le preocupa más el qué dirán y su reputación que los sentimientos de Ruth frente a su pecado.. Al igual que lo que hablaba antes de las mujeres, este doble rasero, veo que se mantiene en la actualidad, y al igual que en el caso anterior, entre gente joven (joven según los parámetros actuales)

Siguiendo con esto, el señor Bradshaw, es un hombre que desea educar a sus hijos en una moral intachable, que no sea solo de apariencia, con una rigidez que en el caso de su hijo y su hija mayor Jemimah, termina consiguiendo una rebelión contra esa rigidez y esa exigencia excesiva de rectitud, esto, puede verse también en la obra Mansfield Park de Jane Austen

En fin, personalmente os recomiendo que si podéis lo leáis, ya que al margen de la extensión o de que sea un libro clásico, es un libro que se lee bien, y que os dará algunas cosas sobre las que reflexionar.

Anuncios