Etiquetas

, , , , ,

imagen de lelibros.org

El nuevo hogar de los Carver está rodeado de misterio. En él aún se respira el espíritu de Jacob, el hijo de los antiguos propietarios, que murió ahogado.

Las extrañas circunstancias de esa muerte sólo se empiezan a aclarar con la aparición de un diabólico personaje: El Príncipe de la Niebla, capaz de conceder cualquier deseo a una persona a un alto precio…

EL AURTOR: CARLOS RUIZ ZAFON

Nació en Barcelona en 1964. Se educó en el colegio de los jesuitas de San Ignacio de Sarrià, después se matriculó en Ciencias de la Información y ya en el primer año le surgió una oferta para trabajar en el mundo de la publicidad. Llegó a ser director creativo de una importante agencia de Barcelona hasta que en 1992 decidió abandonar la publicidad para consagrarse a la literatura.

Comenzó con literatura juvenil: su primera novela, El príncipe de la niebla, la publicó en 1993 y fue un éxito: obtuvo el premio Edebé. Carlos Ruiz Zafón, que desde pequeño había sentido fascinación por el cine y Los Ángeles, usó el dinero del galardón para cumplir su sueño y partió a Estados Unidos, donde se radicó; pasó allí los primeros años escribiendo guiones al tiempo que continuaba sacando nuevas novelas. Las tres siguientes también estuvieron dedicadas a lectores jóvenes: El palacio de la medianoche (1994), Las luces de septiembre (1995) (estas, con su primera novela, forman La trilogía de la niebla que posteriormente serían publicadas en un solo volumen) y Marina (1999).

LA NOVELA

Hoy para variar un poco os traigo el primer volumen de la trilogía de la niebla de Carlos Ruiz Zafón.

El libro se encuadraría en literatura juvenil y fantástica y es un libro muy facilito de leer; considero que tampoco habría que buscar mensajes ocultos raros en el libro más allá del tradicional de tener cuidado con los deseos y no comprometerse a pagar cualquier cosa por cumplirlos.

Debo reconocer que ya había leído el presente volumen hace bastante tiempo, gracias a una amiga que me lo prestó y lo leí, es verdad que en su momento me había gustado y que el recuerdo que tenía de él era bueno, por lo que ahora, siendo ya una persona adulta y relativamente madura he decidido volver a leerlo, y debo reconocer que no me ha decepcionado, es decir, que aunque el libro es de corte juvenil y fantástico puede que a gente algo más adulta le guste.

Con lo expuesto anteriormente, doy mi consejo de siempre, empezad a leer el libro y si no os gusta no sigáis, y buscad otra cosa que leer o que hacer.

Por último, antes de empezar a despotricar contra las lecturas obligatorias de las instituciones de enseñanza básica y media del país, he estado mirando en la web de mi ex instituto, y aunque si es verdad que en el blog del departamento de lengua y literatura recomiendan un libro del mismo autor a los alumnos de primero y segundo de secundaria, también es cierto que alguien dijo una vez en la radio que muchas veces en los institutos las lecturas que mandan leer, muchas veces no son adecuadas ya que muchas veces no se entiende lo que se está leyendo, obviamente yo puedo hablar de mi propio caso, en base a eso puedo decir lo que dije a principios del pasado mes de julio cuando hablé del libro el retrato de Dorian Grey, que no lo entendí la primera vez que lo leí siendo adolescente, y así varios más, personalmente creo que las lecturas obligatorias (especialmente en cursos superiores de los institutos) deberían ser un poco más adecuadas a lectores que oscilan entre los 16 y los 18 años, aunque sí que tengo que reconocer que algunas de ellas guardo especial cariño porque sí que me gustaron en su momento. A pesar de todo me gustaría recalcar que por mucho que digan si a una persona no le gusta leer, por mucho que intenten forzarla a que lea, no le va a gustar y puede que le acabe cogiendo más tirria de la que ya le tenía

Anuncios