Etiquetas

,

imagen de amazon.com/

imagen de amazon.com/

En la séptima entrega de la serie protagonizada por Nikki Heat, la detective se despierta su primera mañana como capitán de la policía de Nueva York con la terrible noticia de que su psiquiatra ha aparecido muerto en el río Hudson. Y eso no es todo, porque pronto descubrirá que su novio, el periodista Jameson Rook, ha estado entrevistando en secreto a su terapeuta como parte de la investigación para un nuevo y explosivo artículo.

El sentimiento de traición de Heat se agrava con la negativa de Rook a compartir información confidencial sobre la víctima. Su relación de pareja no pasa por su mejor momento y, sin el apoyo de su psiquiatra para afrontar las dudas que le surgen sobre su compromiso matrimonial, Nikki está cada vez más confusa.

Y, mientras tanto, sobre la mesa de su despacho tiene nada menos que diez sospechosos en la investigación por el asesinato…

EL AUTOR: RICHARD CASTLE

Richard Castle es el nombre de un personaje ficticio, protagonista de una serie de televisión estadounidense llamada Castle.
En Castle, dicho personaje es un afamado autor de novelas policiacas que colabora con la policía resolviendo crímenes mientras escribe sus nuevas novelas, protagonizadas por Nikki Heat.
En 2009 se publicaron las dos novelas “ficticias” que el personaje Richard Castle había terminado en la serie de televisión, entrando en el Top 10 de los más vendidos del New York Times.

EL LIBRO

Hoy os traigo el último libro que ha salido de la serie de Nikki Heat, y si ya sé que hice una entrada conjunta de los seis anteriores, pero como este no había salido pues le dedico entrada a él solo

La verdad es que el libro es igual de fácil de leer que los otros seis (se puede leer perfectamente en una tarde) es un libro entretenido, aun así insisto en lo que digo siempre, si alguien empieza a leerlo y ve que no puede con él por la razón que sea, que lo deje y ya.

Aun así me gustaría decir algo de forma muy breve, con la lectura (y en general con todo) hay que ser un poco crítico y objetivo, y ser consciente de que aunque una lectura sea mala eso no implica que el libro no pueda gustarle a alguien, amén de que una lectura un poco más floja, puede ayudar mucho en un mal momento, no digo que no haya que leer buena literatura, sólo que las cosas hay que ponerlas en su sitio y ser un poco objetivos con todo.

Por mi parte es todo lo que tenía que decir, intentaré que no pase mucho tiempo entre esta y la siguiente entrada

Anuncios