Etiquetas

Los que me leéis de forma habitual sabéis que suelo comentar un poco de que va la serie, libro o película del que vaya a hablar en el blog, pero creo que después de haberle dedicado una entrada a la película y (si mal no recuerdo) otra al libro homónimo, poco hay que decir en ese ámbito, por ello entro de lleno a la crítica de lo que he visto.

Bueno debo decir que he visto solo un capítulo de la serie y que lo he hecho más a modo de prueba para ver si la serie merece la pena verse o si no merece la pena, y la verdad es que sólo con un capítulo me ha quedado claro que esa serie no es para mí.

La serie no da miedo, algo esperable teniendo en cuenta que hay ciertas referencias a la película original de 1978, me refiero a que en el capítulo que yo he visto los dos mayores sustos que hay en los 45 minutos que dura son una cosa que ocurre en un desván con una rata de por medio y otro hecho en el sótano de una iglesia, amén de que al menos la película del 78 produce cierto respeto y cierto yuyu que la serie no consigue producir por lo demás poco más que decir

En cuanto al trabajo del reparto tengo pocos motivos de queja, ya que en general están correctos en sus respectivos papeles, tengo que reconocer que Alfonso Herrera (rebelde) fue una sorpresa ya en sense8 y que en la presente serie mantiene el tipo bastante bien, reconozco que en su momento no vi rebelde (me gustaban más los argentinos) pero que trabaja bien.

Resumiendo mucho, lo que vengo a decir es que la serie en mi modesta opinión no es especialmente buena, porque como ya he dicho no engancha lo suficiente como para seguir viéndola sin ningún tipo de cuestionamiento, es decir que no deja con el ansia de quiero más y lo quiero ya que dejan otras, y como ya he dicho más arriba la película original y el libro de William Peter Blatty son bastante mejores a la hora de producir desasosiego.

Anuncios