Etiquetas

, , ,

imagen de iamazon.com

Ambientada en la Nueva Inglaterra de los puritanos del siglo XVII, La letra escarlata (1850) narra el terrible impacto que un simple acto de pasión desencadena en las vidas de tres miembros de la comunidad: Hester Prynne, una mujer de espíritu libre e independiente, objeto del escarnio público y condenada a llevar la «A» de «Adúltera»; el reverendo Dimmesdale, un alma atormentada por la culpa aunque digno de la estima general, y Chillingworth, un ser siniestro, cruel y vengativo, que maquina en la sombra.

EL AUTOR: NATHANIEL HAWTHORNE  (1804-1864)

Sus trabajos muestran una profunda conciencia de los problemas éticos del pecado, el castigo y la expiación, se dedicó pronto a la literatura.

Entre sus obras destacan el conjunto de cuentos Musgos de una vieja rectoría (1846), inspirados en su casa de Concord en Massachusetts, La letra escarlata (1850), La casa de los siete tejados (1851) y El libro de las maravillas para chicas y chicos (1852). Además, en 1852 escribió la biografía de su amigo Frankling Pierce, también escritor, que llegaría a ser presidente de Estados Unidos. Tras su elección Pierce recompensó a Hawthorne con el cargo de cónsul en Liverpool, que mantuvo hasta 1857. Durante los dos años siguientes vivió en Italia, donde recogió materiales para su novela El fauno de mármol (1860). Murió en Plymouth en 1864. Entre sus obras póstumas se encuentran Septimius Felton o el elixir de la vida (1972), El romance de Dolliver(1876), El secreto del doctor Grimshawe (1883) y sus Cuadernos americanos (1868),Cuadernos ingleses (1870) y Cuadernos franceses e italianos (1871).

EL LIBRO

Hoy os traigo la letra escarlata de Nathaniel Hawthorne, y voy a ser muy breve con la reseña.

Ya sé que en general suelo reseñar libros con bastante carga, y este en fin, no niego que tiene su cosa, pero sinceramente, me ha parecido tan petardo que he sido incapaz de acabarlo.

También sé que cuando hice la reseña de nada de Carmen Laforet dije que no había quedado muy contenta con él, pero por lo menos conseguí leerlo entero porque la forma de redactar de la autora unido a un a ver qué pasa ahora, consigue enganchar al lector, algo que no me ha pasado con Hawthorne.

Es cierto que a este señor lo estudié en una asignatura de literatura norteamericana, y que he leído algunos cuentos suyos (por ejemplo Young Goodman Brown, traducido al castellano como el joven Goodman Brown) pero nunca me había atraído lo suficiente como para  meterme a leer una novela suya.

En el caso que nos ocupa, tengo que decirlo, lo he leído porque salió como lectura del mes de mayo en el grupo de lectura el club Pickwick (si alguien tiene interés dejo al final de la entrada la dirección del blog, la de la página de facebook y vídeo explicativo) y sinceramente creo que no ha sido la mejor elección que se podía haber hecho, es cierto que en general los libros elegidos y las opciones son muy buenas, y que por lo que se está comentando en la página de faacebook a la gente parece que le está gustando.

Bueno volviendo al tema, creo que en mi caso no me ha hecho gracia debido al cuento citado un poco más arriba, ya que comparando un poco la temática tanto del cuento como de la novela, se trata en ambos lo mismo, los puritanos americanos de las primeras colonias y sus juicios tanto en el tema moral, como en torno a la brujería; no insinúo que no pueda resultar interesante, sólo digo que resulta un poco tedioso que se toque el mismo tema una y otra vez planteado de diferentes maneras, ya que en el caso del joven goodman Brown, utiliza la magia, supuestamente negra, del diablo para confundir al protagonista, y en el caso de la letra escarlata, aunque es cierto que pasa un poco por encima por el tema de la brujería, la novela está más centrada en el tema del adulterio (o supuesto adulterio) condenado por los hombres porque Dios lo considera pecado.

Tampoco quiero que se me malinterprete en otro punto, en Estados Unidos hay muy buena literatura (Edgar Allan Poe, era americano y es uno de los grandes de la litratura), pero esto no quita para que, al igual que en otras partes del mundo, haya autores con obras aburridas, si me gustaría recalcar que quien esto escribe tiene ya una edad, y volver a decir que al señor lo he estudiado en asignaturas de literatura norteamericana, por lo que no se me podría acusar de no entender el libro

Para acabar con la reseña, repito lo que digo muchas veces, a mi no me ha gustado la letra escarlata, pero tampoco desanimo a nadie a que intente leerla si quiere.

Por último dejo los enlaces prometidos:

  1. Blog: https://clubpickwick.wordpress.com/
  2. Facebook: https://www.facebook.com/groups/283032358532347/?fref=ts
  3. Vídeo:

Anuncios