Etiquetas

, , , , ,

imagen de casadellibro.com

Robert Moore, dueño de una fábrica textil sacudida por los efectos económicos de las guerras napoleónicas y por el temor de los obreros a la revolución industrial, se debate entre el amr callado de su prima Caroline, huérfana en constante vigilia y austeridad, y la admiración apasionada de Shirley, una heredera independiente y entusiasta. La rivalidad en el amor no impide la solidaridad y el afecto entre ambas mujeres

LA AUTORA: CHARLOTTE BRONTE (1816 – 1855)

Nació en Thorton (Yorkshire), tercera hija de Patrick Brontë y María Branwell. En 1820 el padre fue nombrado vicario perpetuo de la pequeña aldea de Haworth, y allí pasó Charlotte casi toda su vida. A la muerte de su madre cuando ella y sus hermanos eran muy pequeños, una tía se ocupó de su educación. En 1824, Charlotte, junto a sus hermanas Emily (autora de Cumbres borrascosas) Elisabeth y María, acudió a una escuela para hijas de clérigos; Elisabeth y María (las dos hermanas mayores de Charlotte) murieron ese mismo año, y Charlotte lo atribuyó a las malas condiciones del internado (este internado inspiraría más tarde el tétrico internado Lowood donde se educa la protagonista de Jane Eyre). Posteriormente estudiaría un año en una escuela privada, donde más tarde ejerció como maestra; más tarde trabajó como institutriz, para más adelante volver a trabajar de maestra, esta vez en un pensionado en Bruselas, donde en 1842 estuvo interna con su hermana Emily.

De vuelta a Haworth, consiguió publicar en 1846 junto a sus hermanas Emily y Anne (autora de Agnes Grey y la inquilina de Wilfeld Hall) un volumen de Poesías bajo los pseudónimos de Currer, Ellis y Acton Bell. Su primera novela El profesor, no encontró editor y no se publicaría hasta 1857; pero bajo el pseudónimo de Currer Bell conseguiría publicar con éxito su novela Jane Eyre.

En 1848, mientras la muerte se llevaba a sus hermanos Emily, Anne y Branwell, escribiría Shirley, publicada un año más tarde.

En 1853, dos años antes de morir escribía la que sería su última novela, Villete.

En 1854, Charlotte se casaba con el reverendo A. B. Nichols.

En 1855 Charlotte moría, al igual que sus hermanos, de tuberculosis.

LA NOVELA

Hoy vuelvo sobre la obra de Charlotte Bronte para traeros la última novela que me faltaba por leer de la autora, y como persona “joven” que soy, no me gusta nada leer un tocho clásico…

En fin, a lo que vamos, hoy vamos a analizar Shirley la penúltima novela que escribió Charlotte Bronte antes de su muerte.

En este caso me gustaría recalcar varias cosas en torno al libro, que más tarde analizaremos en profundidad:

  1. La crítica hacia la sociedad (especialmente al clero y hasta cierto punto la educación y la visión en torno a la mujer y las relaciones sociales en la época)
  2. La evolución de la revolución industrial y la crisis económica que sobrevino durante las guerras napoleónicas en Inglaterra (en este caso especialmente en la zona de Yorkshire, donde se ambienta la novela)

Es cierto, que como se ha dicho un poco más arriba, el presente volumen es el penúltimo libro que escribió, y que al igual que Villete, se nota el paso de la vida y las bofetadas que le había dado la vida a la autora, a pesar de lo cual tengo que decir que en su momento Villete me gustó más que el presente volumen.

También es cierto que, como se ha dicho antes, en el presente volumen se presentan, a la vez que se ven otras que son una constante (la situación femenina, las mujeres que se dedicaban a la enseñanza en colegios o como institutrices), no solo en la obra de la autora sino también algunas cosas que en otros libros de la misma autora no se plantean o lo hacen de forma muy maquillada como por ejemplo la revolución industrial o la diferencia social entre los protagonistas

También es cierto que como se ha dicho un poco más arriba, tanto en el presente volumen como en Villete, se nota mucho el paso del tiempo y que hay cierto tono amargo en ambos, quizá debido a que la autora había visto morir a varios de sus hermanos (varios de ellos de tuberculosis) en los años y meses previos a la publicación de ambos volúmenes, lo cual se traduce en cómo se plantean ambas novelas, quizá la diferencia entre ambas radica en que en Villete parece que aunque por un lado el final es bastante desesperanzador, por el otro se da una cierta visión de futuro positiva ya que parece que la protagonista aunque no consiga realizar todos sus deseos logra realizar gran parte de ellos, mientras que en Shirley da la impresión de que por alguna razón la protagonista, o al menos la que yo entiendo que es la protagonista, acaba respetando las convenciones de la época, es decir todo el mundo casado con quien quiere, pero respetando la estructura social del periodo victoriano.

En cualquier caso tengo que decir que hay un algo indescriptible que no me ha acabado de convencer, no sabría decir si es el ambiente, el amargor que destila el libro (ligeramente menos acusado que en Villete), tampoco voy a decirle a nadie que no lo lea, pero si avisar que no es el mejor libro de Charlotte Bronte

Anuncios