Etiquetas

, , ,

En la República del Gran Oriente Asiático está prohibido el rock, esa música decadente. Los jóvenes crecen en un estado totalitario y controlador que promueve la competitividad. Como medida de control de rebeliones, la administración pone en marcha el Programa: cada año, 50 clases de distintos institutos son elegidas para luchar a muerte en la BATTLE ROYALE.

Los alumnos elegidos son aislados en una isla. Las normas del juego son estrictas: no pueden escapar, no pueden contactar con el exterior, y solo puede quedar uno.

Todo está permitido para sobrevivir.

Empieza el juego.

Empieza BATTLE ROYALE.

EL AUTOR: KOUSHUN TAKAMI

Nació en 1969 en Amagasaki, cerca de Osaka, y creció en Kagawa en la prefectura de Shikoku (la cuarta isla más grande de Japón), donde reside actualmente. Tras graduarse por la Universidad de Osaka en Literatura, trabajó en el periódico de la prefectura Shikoku Shimbun durante cinco años, ejerciendo en distintas secciones, incluidas las de política, noticias policiales y economía. También realizó un curso a distancia de artes liberales de la Universidad de Nihon, y consiguió el certificado de profesor de inglés para institutos.

Battle Royale, terminada después de que Takami abandonara el periódico, fue su obra debut y la única novela que ha publicado hasta el momento. Con su publicación en Japón, en 1999, recibió un apoyo generalizado y se convirtió en un bestsellerBattle Royale se serializó en forma de cómic, se convirtió en película en el año 2000, y se ha traducido a más de una decena de idiomas. Desde su primera publicación, Battle Royale continúa siendo una novela de culto favorita en Japón y otros países del mundo.

En 2012 se publicó Battle Royale: Angel’s Border, un spin-off manga escrito por el propio Koushun Takami.

EL LIBRO

El sol se derramaba por la parte superior de la ventana y entraba en el edificio donde Yumiko Kusaka (la estudiante número 7) se encontraba sentada, apoyada contra una pared. Entrecerró los ojos. Yumiko recordaba la frase manida y repetida mil veces en los sermones que el párroco local de la Iglesia Halo, a la que sus padres y ella misma asistían (antes de que su nombre hubiera sido siquiera registrado): «El sol saldrá todos los días, bendiciéndonos a todos con su alegría».

«Ah, sí, claro… estoy bendecida por ser parte de este juego maravilloso. Ja, ja, ja».

Hoy gracias a la iniciativa Marzo asiático, os traigo Battle Royale de Koushon Takami, un libro que llevaba tiempo con ganas de leer, y el cual he tardado en leer debido a cierto miedo a que fuera excesivamente denso

Publicado en 1999, nos cuenta como una clase de un instituto cualquiera es elegida por sorteo para participar en el juego conocido como Battle royale, cuyas normas son muy simples, los alumnos son encerrados en una isla o en cualquier otro lugar aislado donde deben luchar a muerte hasta que sólo quede uno vivo, quien resultará ganador del juego.

Lo primero que me gustaría decir es que ya sé que habrá quien me diga que esto se parece sospechosamente a los juegos del hambre, de hecho he pasado algunos párrafos del  volumen que nos ocupa a amistades y han preguntado si estaba leyendo los juegos del habre pero reitero que este volumen se publicó por primera vez en 1999, mientras que el primer libro de los juegos del hambre se publicó en 2008, quiero dejar muy claro este dato de los años de publicación para que nadie venga a decirme que si plagio o no plagio y bla bla bla.

Entrando ya en materia, es cierto que es un libro bastante violento, pero no más de lo que pueden ser libros tipo Canción de hielo y fuego (juego de tronos) o autores como Stephen King, a la vez que va un poco en la línea de 1984 de George Orwell o Farenhit 451 de Ray Bradbury en el aspecto de que plantean una situación en la que vemos un estado totalitario (la República del gran Oriente Asático) regido por un dictador, en el que se controla a la población a través del miedo y forzándola a estar dividida sembrando la desconfianza, siendo la máxima expresión de esto la organización del “juego” conocido como Battle Royale, en el que se pone a una clase de niños de 14 – 15 años en una situación extrema en la que se les obliga a luchar a muerte entre ellos, lo que hará que salga lo mejor y lo peor de cada uno, por ejemplo podemos observar los casos de Mitsuko Suoma (alumna número 12) y de Kazuo Kiriyama (alumno número 6), ambos conocidos por ser muy conflictivos, y que no dudarán en manipular y matar a sus compañeros, caso del la treta que Mitsuko utiliza para matar a Megumi Eto, la alumna número 3 o la sangre fría de Kazuo para matar a sus amigos y a una alumna que pasaba por el punto en el que estaban; mientras que en el otro extremo encontramos a Noriko y a Shuya, ya que no quieren matar a sus compañeros viéndose imposibilitados para evitar matar ellos o que lo hagan otros compañeros del grupo y sin poder hacer nada en contra de la situación tan extrema en la que se han encontrado metidos.

Siguiendo un poco con el tema de los personajes, me gustaría comentar que hace unos años vi la película basada en este libro y que cuando la vi hubo algunos personajes que daba la impresión de que eran más inocentes o de los que no se muestra todo lo que son, al leer el libro me ha pasado lo contrario, concretamente en el caso de Shuya Nanahara, al leer el libro, he llegado a ver que es un personaje realmente bien construido y que la película no le hace justicia, ya que aunque ciertamente es  un poco inocente en algunos aspectos no llega al punto de ser tan aparentemente inútil como parece en la película ya que se entiende mejor qué es lo que lo motiva a hacer lo que hace.

Otra cosa que me ha resultado interesante es que hay cierto cuestionamiento de la religión como elemento de consuelo que puede verse en el caso de la directora del orfanato donde Shuya es internado tras quedarse huérfano, en ese caso se cuestiona donde está la divinidad protegiendo a sus fieles de hechos desagradables y sobre todo se ve en la sensación de desprotección de Yumiko Kusaka (alumna número 7) que tras verse metida en el juego cuestionará si la divinidad realmente es misricordiosa y se preocupa por sus criaturas en general y sus fieles en particular.

Quizá lo más interesante del libro es el retrato que se hace de una sociedad subyugada a un régimen totalitario, que controla a la población a través de crear algo tan bestial como el juego que da nombre al libro, ya que esto, hace que la gente cuestione si realmente puede confiar en su vecino cuando niños de quince años son capaces de matar a sangre fría a sus compañeros de clase.

En general debo decir que el libro, a pesar de llevar mucho tiempo en mi lista de pendientes, me ha sorprendido muy gratamente, ya que esperaba un libro largo (evidentemente lo es, ya que en mi edición tiene 580 páginas) y bastante más denso de lo que me ha parecido finalmente, por otra parte, claramente es es un libro violento (eso es innegable) pero también es cierto que, como ya se ha dicho un poco más arriba, no es mucho más violento de lo que pueden serlo los libros  que componen la serie de canción de hielo y fuego (juego de tronos) o los de Stephen King.

ADAPTACIONES AL CINE

Existe una adaptación al cine de este volumen estrenada en 2000 y una secuela que creo recordar era bastante fiel al texto del que parte, y que los pocos cambios realizados son cambios nimios que no cambian ni el argumento ni el desarrollo de la historia