Etiquetas

, , ,

Durante un verano particularmente caluroso, en una pequeña villa llamada Sotoba, rodeada de árboles de abeto, con los cuales hacen ataúdes. Desde el momento en que una familia se muda a una mansión estilo europeo (Kanemasa) recientemente construida en las afueras del pueblo, empiezan a suceder misteriosas y constantes muertes entre los habitantes. Ozaki Toshio, médico del único hospital de la aldea, inicialmente supone que se trata de una epidemia, de una especie de anemia entre los habitantes, pero luego, gracias a una pregunta que le hizo Natsuno Yuuki, un habitante del pueblo de 15 años, descubre que no es una epidemia y que tampoco es transmitida por picaduras de insectos como sospecha el médico. Entonces empieza a hacerse más posible la existencia de los Okiagari o Shiki, como llaman los aldeanos a los muertos que caminan.

Hoy os traigo una serie de anime de 22 capítulos a la que he llegado por casualidad y cuya temática, como puede leerse más arriba se encuadra en el género del misterio y la fantasía, y más concretamente en el género de terror vampírico.

Debo reconocer que a esta serie he llegado por una de esas casualidades extrañas de la vida, y que pese a haber empezado a verla totalmente a ciegas, ha sido una agradable sorpresa:

Los personajes están muy bien construidos desde la absolutamente descerebrada Megumi Shimizu hasta el doctor Toshio Ozaki o el monje Seishin Muroi, pasando por los diversos personajes secundarios que van apareciendo en la serie (las enfermeras de la clínica), a la vez que es interesante como van evolucionando a medida que la trama va avanzando; de esto quizá lo más destacable es como algunos personajes se van humanizando, mientras que otros se van volviendo más parecidos a un monstruo dejando en algunos momentos la duda de quién es más malvado: los mortales que tratan de sobrevivir o los vampiros, que en varios momentos muestran arrepentimiento y culpa por tener que matar.

El ambiente es extremadamente oscuro, muy próximo a clásicos del género vampírico tipo Drácula o Carmilla a la vez que se le da cierto toque japonés, que puede verse en algunos rituales que se hacen en la aldea donde se desarrolla la acción o los propios entierros que se van realizando a lo largo de la serie, todo esto unido logra que la serie en algunos puntos dé algo de miedo.

Debo reconocer que esta es una de esas series perfectamente recomendables para verla si buscáis pasar un rato, ya que como se ha dicho un poco más arriba es una serie de vampiros que da un poco de yuyu en algunos puntos, a la vez que la acción se desarrolla con bastante rapidez y agilidad.

Espero que os animéis a verla y que la disfrutéis mucho