Etiquetas

, , , ,

Hola mis pequeños dragones, hoy vuelvo sobre mi serie dedicada al turismo literario para traeros algunos lugares más asociados con la literatura, espero que esta entrada os sirva tanto para programar algún viaje como para darle una oportunidad a los libros y autores de los que vamos a hablar hoy.

Tras esto, empezamos

MONUMENTO A WASHINGTON IRVING EN GRANADA

En este caso encontramos una escultura dedicada al autor y hecha para conmemorar el 150 aniversario de su fallecimiento (1859).

Washington Irving está considerado como el primer hispanista estadounidense y como el primer embajador de la visión romántica que otorgaron a la Alhambra los viajeros del siglo XIX, no hay que olvidar que muchos autores y pintores (Alejandro Dumas o Gustave Doré) del periodo viajaron por Andalucía. En el caso que nos ocupa, el autor desembarcó en Sevilla en abril de 1828, donde se hospedó en la Fonda de la reina y desde donde (y tras una estancia de un año) iniciaría el trayecto de 250 kilómetros que separa Sevilla y Granada (actualmente este trayecto se conoce como Ruta de Washington Irving que forma parte de las Rutas del legado andalusí).

En Granada, el autor lograría hospedarse en el jardín de Lindaraja, en pleno corazón de la Alhambra, donde rodeado de un ambiente relativamente decadente, escribió gran parte de su obra Cuentos de la Alhambra una colección de cuentos basados en la tradición oral en los que mezcla lo real con lo irreal y cuyo mayor logro fue enamorar a viajeros de distintas épocas atrayéndolos a Granada a visitar la Alhambra.

En el caso de esta estatua, como podéis ver en la foto, está situada en el camino de acceso al recinto palaciego, el camino es en cuesta y si queréis verla tendréis que subir andando (existe la posibilidad de acceder a la Alhambra en autobús, son las líneas C30 Alhambra – Centro, C31 Albaicín – Centro, C32 Alhambra – Albaicín y C34 Sacromonte – Centro, la línea C30 se puede coger en la plaza de Isabel la Católica, las líneas C31  y C34 se pueden coger en la plaza Nueva) Si tenéis oportunidad os aconsejo que intentéis visitar la Alhambra, la última vez que estuve, pude comprar las entradas en un banco en la ciudad donde resido, sin embargo, de esto hace ya varios años, por lo que os aconsejo visitar la web del patronato de la Alhambra (enlace aquí)

ICHIRI OCHAYA Y MEMORIAS DE UNA GEISHA (ARTHUR GOLDEN)

Este local es un local con bastante historia, hace 300 años, varios ronin (samuráis sin señor) se encontraron en él para planear el asesinato del responsable de la muerte de su daimyo (un señor feudal) mientras disfrutaban de la música y los bailes de las geishas; ciento cincuenta años más tarde, este mismo local sería elegido por los políticos y los hombres más poderosos del momento para planear cómo acabar con el Shogunato Tokugawa (gobierno militar en el país, que se desarrolló entre 1603 y 1868) que había gobernado Japón durante generaciones.

Durante el periodo Edo (1603 – 1868), el local, situado en el distrito de Gion en Kyoto, era uno de los cientos de ochaya (establecimientos donde geishas atienden a sus clientes) abiertos en Kyoto, sin embargo es el primero en términos de tradición y exclusividad.

Una noche en el local que nos ocupa, cuesta la friolera de alrededor de seis mil dólares por cabeza e, incluso, si se puede pagar esa cifra, no está asegurado que se pueda acceder al local porque únicamente podréis entrar si alguien con contacto directo con los dueños del local os recomienda. Así que si vais de turismo a Japón, lo siento pero os tendréis que comentar con ver la puerta y con vislumbrar el patio por el que se accede a su interior cuando las geishas entran o salen de él.

Este local es fácil de reconocer: está construido en madera pintada de color rojo y negro y decorada con postes de bambú imitando los muros de un castillo.

Cabe destacar que es el ochaya más grande en Gion.

El libro asociado a este local es Memorias de una Geisha de Arthur Golden, en el que se relatan las memorias de una mujer que ejerció de Geisha en este y otros locales.

EL AMARNA (EN ÁRABE, تل العمارنه‎ EL-AMARNA O TELL EL-AMARNA, AL-ʿAMĀRNAH) Y LA HIJA DEL SOL (NACHO ARES)

Región egipcia situada en la ribera oriental del río Nilo, célebre por ser el enclave donde se edificó la ciudad de Ajetatón (o Akhetatón) a mediados del siglo XIV a. C. la nueva capital de Egipto.

En esta región se sitúa la ciudad de Ajenatón o Aketatón, construida por el faraón Akenatón (el faraón hereje) hacia el 5º año de su reinado y ocupada cuatro años más tarde tras haber sido convertida en la capital de Egipto. En ella se rindió culto al dios Atón (representado como un disco solar cuyos rayos portan la llave de la vida, en ella los edificios más destacables que se construyeron en su momento fueron los templos dedicados a Atón y los palacios de los nobles.

Cabe destacar que el diseño de la ciudad se creó para destacar los cambios de culto que pasaría a centrarse en Atón, dejando de lado a Amón (dios principal de la mitología egipcia hasta ese momento).

Otro gran cambio que se produjo en este periodo, fue que Akenatón sería el intermediario entre el dios y la humanidad, dejando de lado al sacerdocio tradicional que había intermediado entre los dioses y el pueblo lo que produjo una relación muy tensa entre los seguidores y detractores del faraón

Tras la muerte del faraón, su memoria y su nombre (así como la del dios Aton) fueron borrados de tumbas, templos y esculturas.

Posteriormente, a la llegada al trono del general Horemheb, la destrucción de la ciudad se sistematizó a través del aprovechamiento de sus ruinas y de los llamados talat (bloques de piedra utilizados para la construcción de los templos de Aton) para construir otras edificaciones.

La ciudad quedaría totalmente abandonada quince años después de su fundación, cuando Tutankhaton (el famoso Tutankamón) devolvió la corte y la administración a Tebas.

El lugar que nos ocupa, lo vamos a asociar a la novela la hija del sol de Nacho Ares, en ella se nos cuenta el reinado de Akenatón, la fundación de la ciudad y los problemas entre el faraón y el clero de Amón.

En el caso de este libro voy a entrar poco en detalles, ya que tengo una reseña hecha y publicada (enlace aquí) y la he incluido en la iniciativa 200 libros 200 países como representante de Egipto.

Sí me gustaría mencionar los viajes solidarios a Egipto realizados por Fran Contreras de la mano de la fundación Gomaespuma (enlace con la información aquí).

CONCLUSIÓN

Sé que esta entrada es bastante más corta que el resto de las entradas, sin embargo en algún momento del futuro haré alguna entrada más, por ello espero que esta entrada os resulte interesante y que os sirva para futuros viajes

BIBLIOGRAFÍA:

  1. Un geek en Japón
  2. http://www.wikipedia.org